El tango, un pensamiento triste que se baila.   Leave a comment

Un pensamiento triste que se baila, fue así como Enrique Santos Discépolo, uno de los principales poetas asociados al tango, definió a este ritmo. El tango, El ritmo argentino por excelencia y patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la Unesco, es un ritmo musical y estilo de baile que ha enamorado a todo el mundo por su sensualidad y elegancia.

Su naturaleza es urbana; nació en las calles suburbanas de la Argentina del siglo pasado. El tango es un ritmo que, en sus inicios, era bailado exclusivamente por las prostitutas, por lo que para la sociedad argentina el tango era desaprobado y para nada representativo.

En sus inicios, el tango recibió influencias de otros ritmos como la payada, de la milonga campera pampeana, del candombe afro argentino, y más tarde de la habanera cubana. Ya que los primeros tangos, músicos y cantantes de tango; compositores, partituras y grabaciones de tango, y las primeras menciones de la palabra tango como el que conocemos hoy aparecieron en la región de Rio de la Plata, se considera a esta ciudad como la cuna del tango.

Musicalmente el tango, por lo general, posee una forma binaria (tema y estribillo) o ternaria (dos partes a las que se agrega un trío).Estas composiciones musicales hacen del tango un ritmo abierto para  ser interpretado por gran variedad de formaciones instrumentales. El cuarteto de guitarras, el dúo de guitarra y bandoneón, el trío de bandoneón, piano y contrabajo, y la orquesta típica o sexteto son algunas de las más importantes.

El baile, otro aspecto de este ritmo que seduce a todo aquel quien tiene el privilegio de conocerlo. La coreografía, tiene como esencia el  abrazo de una pareja. Sus movimientos crean una composición  sumamente sensual y compleja. Las historias que cuentan sus canciones, sus letras están compuestas en base a un argot local llamado lunfardo, con el que generalmente se expresa tristezas, especialmente la causada por el amor, principalmente del hombre hacia la mujer. El tango también aborda temas con temáticas humorísticas y políticas.

En la actualidad, el tango es aceptado sin censura alguna. Es uno de los bailes de salón más practicados alrededor del mundo, posee bailarines que lo practican  profesionalmente y son especialistas.  En Argentina se lleva a cabo el campeonato mundial de tango, organizado con apoyo gubernamental en su porteña capital, Buenos aires.

Publicado mayo 16, 2011 por chavilara en Uncategorized

Sensualidad, sentimiento y arte en una palabra, bachata   Leave a comment

La Bachata es el baile más representativo de República Dominicana, como uno de los ritmos denominados como folclore urbano. Se cree que nació como una fusión entre el  bolero y otras influencias musicales de origen africano y con otros estilos como el son, el merengue y el chachachá, por lo que desde los años 20 a los años 50 se lo conoció como bolero rítmico.

Etimológicamente, la palabra bachata de origen africano,  designa la juerga, el jolgorio y la parranda, según Fernando Ortiz. Al igual que otros ritmos característicos de otros países latinoamericanos, la bachata nació como un ritmo asociado a las clases pobres, al sufrimiento del pueblo y en especial a la melancolía, al desamor.

En la década de los años 80, en Republica Dominicana surgieron muchos cambios: la expansión de los medios de comunicación, el auge del turismo, la bachata sufrió la expansión como ritmo, con lo que se comenzó a modificar la idea de la bachata como un referente de expresión musical de origen urbano y marginal

Oficialmente y con registro, la bachata nace el 30 de mayo de 1962 en la voz de José Manuel Calderón con los temas “Borracho de Amor” y “Condena” (que será de mí) Calderón siempre estuvo acompañado del trío “Los Juveniles” en los estudios de Radio Televisión Dominicana

En las décadas más próximas a nosotros, la bachata vive una segunda etapa en la que se la aparición de una nueva generación de cantantes y músicos. La Radio Guarachita también es otro elemento que contribuyó a esta segunda etapa, ya que por medio de este medio de comunicación, todos los nuevos artistas pudieron difundir su arte.

En la tercera y última etapa que ha sufrido este ritmo se encuentran iconos de la música latina y de este ritmo. Juán Luís Guerra es, sin dudas, el portaestandarte de la bachata dominicana. Él y su banda, los 440, con su fusión de bachata balada y romántica, son conocidos mundialmente, poseen record de ventas, premios y son uno de los artistas latinos más exitoso del mundo. En esta etapa la bachata desarrolla mejor composición musical y letras mejor logradas.

Los representantes más importantes de este ritmo son: Teodoro Reyes, Joe Veras, Luís Vargas, Anthony Santos, Juán Luís Guerra, Frank Reyes, Yóskar Sarante, Luis Miguel del Amargue, Raulin Rodriguez, Zacarias Frreira, Price Royce, Monchi y Alexandra, Xtreme y Grupo Aventura.

La bachata posee un baile que es polémico por su sensualidad, pero que apasiona a gente que disfruta bailándolo alrededor del mundo. Su movimiento básico se realiza en tiempos musicales con el movimiento de la cadera y de los pies y en el tercer tiempo se realiza un golpe de cadera muy definido. Después se realiza lo mismo pero empezando con el pie contrario. Se logra un movimiento muy sensual que tiene similitud con algunos ritmos africanos.

Pese a que en la actualidad la bachata ha sufrido muchos cambios, fusiones y evoluciones conserva la escancia con la que nació, sigue cantándole a la mujer, al amor y a sus diferentes expresiones, al desamor, a la nostalgia. Sigue cantándole a la gente.

Publicado mayo 15, 2011 por chavilara en Uncategorized

La saya, un ritmo que transmite la escencia de Bolivia   Leave a comment

 

Cada ritmo es una muestra de la cultura de cada país, es una muestra mágica de su historia, forma de pensar, estilo de vida, pasado presente y futuro, por eso conocer cada ritmo, nos permite estar un poquito más cerca de cada uno de estos países, apreciando sus diferencias y enorgulleciéndonos de nuestras semejanzas, ya que no es solo nuestra ubicación geográfica a q nos une, somos hermanos latinoamericanos porque compartimos la misma pasión por el arte.

Bolivia, como lo conocemos todos, o, el Estado Pluricultural de Bolivia, como se lo nombra oficialmente, es  un país situado en la parte central de Sudamérica. Es precisamente una de las palabras de su nombre oficial, pluricultural, la que provocó que hoy podamos disfrutar tanto de su ritmo más característico. La saya es un ritmo de origen afro-indígena que es la combinación perfecta entre sentimiento, ritmo e identidad.

La saya es un tipo de música afro-boliviana, la “saya” proviene de la “morenada”, que fue la primera expresión de danza africana en Bolivia. Esta expresión musical nació en las minas de Potosí durante el período histórico denominado como el coloniaje. La morenada nació como la combinación perfecta entre dos factores: actitud y danza.

La leyenda cuenta que los esclavos traídos de África tuvieron al ver caer la nieve por primera vez en sus vidas. Ellos se sacudían para quitarse de encima este misterioso destello blanco que caía del cielo, al no poder usar sus manos, sujetadas con cadenas, el único movimiento que podían hacer era agitar sus cuerpos en forma circular, principalmente sus caderas. Las cadenas que aprisionaban a los esclavos producían un sonido acompasado con  los movimientos, de ahí el origen de su baile, y derivando de ahí el uso de la matraca y de cascabeles en su traje típico.

La música que surge de esta expresión es fruto de muchos instrumentos musicales. Los instrumentos musicales que acompañan a la saya han sido reconstruidos o reinterpretados: Bombo mayor, sobre bombo, requinto, sobre requinto, y gangingo, como acompañamiento está la coancha. Como influencia africana el acompañamiento de tambores y guanchas se desarrolla entre las coplas del solista y coro. Los hombres entonan, con sus potentes voces, coplas que las mujeres repiten con bellos matices de sus voces de sopranos. El ritmo y la forma de interpretar es muy particular, el comienzo de cada ritmo de saya es marcado por el cascabel del capataz o caporal que guía a la danza de la saya.
Se dice que los trajes, por medio de sus colores, simbolizan elementos de la leyenda de su origen como la nieve, el metal de las cadenas y el color de piel de los esclavos. El atuendo es sencillo. Las mujeres visten como las “warmis” aymaras: una blusa de colores vivos adornada con cintas. La pollera vistosa, la manta en la mano y un sombrero Borsalino. Los hombres llevan un sombrero, camisa de fiesta, una faja aymara en la cintura, pantalón de bayeta y sandalias.

La saya actualmente es patrimonio del pueblo boliviano, pero no solo de ellos, ya que todos los países sudamericanos han adoptado este ritmo y lo bailan con igual respeto y gusto.

Publicado mayo 3, 2011 por chavilara en Uncategorized

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.